Páginas vistas en total

jueves, 27 de noviembre de 2014

El cambio de chip en educación.

Es difícil cambiar las estructuras en la forma de enseñar, entiendo que debemos ir con los cambios que transforman la sociedad, que los alumnos nos están superando en el conocimiento y manejo de las nuevas tecnologías, por lo tanto, los docentes nos debemos adaptar  a los nuevos tiempos y tenemos la obligación de aprovechar los nuevos horizontes que se están abriendo para poder enganchar a los estudiantes en el proceso de aprendizaje.
 
Necesitamos personas comprometidas con el uso de los soportes tecnológicos que los centros ponen a nuestra disposición, pero debemos fórmanos para obtener el máximo rendimiento, no puede suceder como ocurre en el video, al principio, donde la aportación no supone ningún cambio, seguimos con la misma metodología sin ninguna innovación. El video es sencillo pero debemos partir de la idea principal de sacar el máximo provecho a los medios.  https://www.youtube.com/watch?v=fWNrX0u4jGY&feature=player_detailpage
 
He encontrado un artículo donde tratan de explicar los argumentos a favor de las TICs, junto a explicaciones que contradicen la implantación de este modelo en clase. Como positivo se habla de la diversidad de recursos, de la fuente inagotable de contenidos, de crecimiento de la participación, de fomentar el uso de nuevas tecnologías, de aumentar la atención, de beneficiar el aprendizaje de conceptos complejos y de su uso es fácil. Como negativo se expone los problemas de conexión, la adecuación del centro a la nueva infraestructura, la formación y adaptación del profesorado y el gasto presupuestario a realizar por el colegio. http://mini-aulastic.blogspot.com.es/2012/06/argumentos-favor-y-en-contra-de-la-pdi.HTML
 
Personalmente, pienso que la virtud es alcanzar el equilibrio y me quedo con otro artículo donde se pone de manifiesto la necesidad de llegar a conseguir el objetivo de implantar nuevas metodologías, teniendo en cuenta cinco claves para su implantación. Partiendo desde una buena planificación, siguiendo una adaptación progresiva, dando libertad a los alumnos, formando a los profesores y concluyendo con la idea que las TICs son el medio no el fin. http://ined21.com/p7299/
 
MI conclusión final, es abierto a los nuevos retos pero dando pasos firmes.
 

viernes, 21 de noviembre de 2014

Cuatro fábulas del pasado.

Sábado de fútbol, partido grande, entre clásicos de la liga española. Campeonato adulterado, según palabras de José María García, en un torneo que ha perdido su encanto. Siempre ha sido difícil ganar en el campo de los grandes pero no imposible. Visitar Barcelona es sinónimo, en la actualidad, de derrota. Este tiempo presente nada tienen que ver con el pasado, cuando la fe en una victoria rondaba la mente de aquellos aficionados de las últimas décadas del siglo pasado y primer lustro del presente. Hay que retrotraerse hasta la etapa de Joaquín Caparros para encontrar en el baúl de los recuerdos un triunfo en el Camp Nou.

Estos son los motivos que jugadores como Moisés, Polster, Suker y Toedtli todavía permanezcan en mi memoria. Todos ellos contribuyeron a conseguir la conquista del preciado botín en tierras catalanas que en épocas de sequía de títulos eran celebrados a lo grande. Hay niños que han conocido la consecución de siete copas por parte del Sevilla FC y no saben lo que es ganar al FC. Barcelona en su fortín.

Vivimos en una sociedad muy distinta a la de hace treinta años, antes los partidos no se televisaban, se escuchaban por la radio y esperábamos hasta la noche para ver los reportajes en Estudio Estadio, muchos de los recuerdos son sonidos de una mesa de camilla en tarde de carrusel. Cuando nos imaginábamos una jugada narrada en la voz de José Antonio Sánchez Araujo. Aquellos éxitos tenían una gran dosis de sufrimiento, cualquier ataque era peligroso por el énfasis que ponía el periodista en cada jugada desde que la pelota atravesaba el mediocampo.

Corría la segunda jornada de la temporada 1987-1988, el equipo se presentaba en Barcelona después de perder con el eterno rival, la moral por los suelos, el técnico pendiendo de un hilo, el sevillismo alicaído. Diez minutos para el final del encuentro empate a un gol, el contrario atacando el Sevilla FC pasando apuro y es entonces cuando el sevillano barrio de La Candelaria se hace presente con las genialidades de Moises Rodríguez, extremo de la escuela sevillana, de regate fino. En la línea de fondo deja a tres contrarios, cachita incluida a Migueli, da el pase de la muerte y Cholo coloca el 1-2. Devolviendo la alegría al barrio de Nervión en momentos de escasez.

Vísperas de Nochevieja del año 89, el fútbol no paraba en Navidad, un austriaco y un chileno comandaban los designios del conjunto andaluz. Noche aciaga, el marcador señalaba un 3-1 en contra, un cuarto de hora para la conclusión, todo estaba perdido. Una jugada dudosa caída dentro del área y el árbitro señala penalti, la falta se cometió fuera. Un canario Brito Arceo encendía la mecha para la traca final, de ahí al final, remontada con los canteranos béticos Conte y Carvajal. Feliz entrada de año 1990 que acabaría con la clasificación UEFA.

Hablar de Suker es rememorar tiempos donde el Sánchez Pizjuán se inundaban de pañuelos, fue el último torero, esa tradición se ha cambiado por el vuelo de bufandas en tardes de inspiración, personalmente, me gustaba las gradas pintadas de blanco. Un croata que dibujaba obras de arte por los terrenos de la vieja piel de toro. Es fácil cerrar los ojos y volver a ver el gol que supuso la gloria en tarde nublada, donde Busquets sufrió el azote de un grande que hizo feliz a una hinchada que soñaba con volver a Europa.

Siglo nuevo y vida nueva, nuestra historia crece de forma exponencial a los cimientos que crea un sevillista de Utrera, que se rodea de gladiadores para cambiar la mentalidad de un club y luchar por alcanzar cotas superiores. Entre aquellos guerreros, tiene su sitio un argentino de nombre Mariano y conocido futbolísticamente por Toedtli. Dos goles en diez minuto sentenciaba el encuentro y a Joan Gaspart, en noche fría donde la leyenda de un técnico se agrandaba a pasos agigantado.

Estos cuatro recuerdos evocan nostalgia de un tiempo pasado, donde ganar en Barcelona era posible. Aunque si soy sincero los saco a relucir porque sigo pensando que con todas las contradicciones ganar es factible. Yo confío en los de blanco y espero que ustedes lectores también creáis en ellos.

      

sábado, 15 de noviembre de 2014

Las redes sociales como canal de comunicación.

La comunicación es la base fundamental donde se sustenta el progreso de la humanidad. Una sociedad incomunicada está abocada a la desaparición, es necesario que los individuos intercambien mensajes para avanzar en la adquisición de conocimiento. Los estudiantes de los ochentas recordamos el esquema que el profesor dibujaba en la pizarra. Emisor, receptor, código, mensaje y canal eran los elementos imprescindibles en la comunicación.
 
 
Estos instrumentos continúan vigentes en el siglo XXI, no se pueden modificar, ni eliminar ningún componente en el proceso de comunicación. La innovación se presenta en los nuevos canales, en uso, con la utilización de las redes sociales, como medio de transmisión, de las señales que portan información.
 
Se nos abre una nueva vía de intercambio de comunicación que debemos explotar. Al principio, es normal una actitud de rechazo a lo desconocido, es difícil incorporar nuevas herramientas de trabajo. El pasar a un nuevo modelo  es complicado cuando los profesionales no estamos familiarizado. Sin embargo, es necesario arriesgar por las alternativas que se presentan, apostar por incorporar el uso de las redes sociales a la docencia. El cambio vendrá de la mano de los profesionales que no tengan miedo a experimentar,  errar o  fracasar, para posteriormente, levantarse y continuar.
 
Pienso, que  el paso del tiempo ayudará a una normalización e integración plena, debida, principalmente, al gran número de utilidades que presentan frente a los inconvenientes. Las redes sociales nos ofrecen una nueva forma de interacción que nos permiten intercambiar información de forma constante con cualquier parte del mundo, compartir opiniones que favorecen la mejora de la práctica docente y encontrar comunidades de trabajo que proporcionan diferentes opciones para trabajar en el aula, ayudando a la investigación y desterrando la rutina diaria. Incentiva, las nuevas tendencias en el ámbito de la educación, el alumno aprende por sí mismo, apartando la educación tradicional.
 
En la actualidad, debemos aprender a convivir con las redes que nos aporta el fomento de un aprendizajes activo, colaborativo y participativo facilitando la relación entre personas. Además, nos estimula a la reflexión, al análisis y promueve la crítica constructiva.
 
 En cuanto a los inconvenientes, se comenta la adición que puede crear, la perdida de intimidad, la falta de convicción que aporte una mejora profesional o la gran cantidad de información insignificante que precisamos de filtrar, clasificar y apartar. Sin embargo, colocando en una balanza los pros y los contras queda patente que las ventajas se encuentran muy por encima de las desventajas. En conclusión, es justo reconocer que adquirir conocimiento se ha convertido en un desafío y las TICs son unas buenas aliadas para la renovación del saber.
 
No desaprovechemos las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías y aceptemos el reto de formar “ciudadanos digitales”.

viernes, 7 de noviembre de 2014

La noche de Reyes.

La noche de Reyes es especial, para niños y padres, porque ilusión y fantasía se dan la mano para recordar el instante mágico de la llegada de los Magos de Oriente a los pies de Jesús de Nazaret. Los niños son capaces de esperar un año para volver a vivir ese momento prodigioso, donde sus deseos son colmados con regalos. Ningún presente causa la misma satisfacción en un crío que el recibido en esa noche mágica, por lo tanto, son los Reyes los únicos capaces de llevarlo a ese estado de felicidad, donde se siente el ser más importante sobre la tierra. 
 
En la noche de Reyes sucede que los sueños se hacen se realidad y surge la magia. Lo difícil se hace fácil, lo imperfecto se convierte en perfecto, lo vulgar se permuta en culto, lo grotesco se transforma en elegante, en conclusión, esa noche la vida es bella. Quizás el motivo, por el cual, no todas las noches pueden ser de Reyes, es poder diferenciar lo extraordinario de lo corriente.  Nunca disfrutaríamos de lo excepcional porque se convertiría en cotidiano, llegando la noche de Reyes a ser como las demás.
 
Si hacemos un símil con lo expuesto en los reglones anteriores, personalmente, me siento un niño cada día cuando acudo al Sánchez Pizjuán, soñando que esa sea la noche de Reyes e inunde el césped de nuestro santuario de ilusión y fantasía. Si, los astros se sitúan en la posición adecuada y los sueños se cumplen el espectáculo está servido. Las viejas gradas evocaran recuerdos del pasado de técnica y filigrana, la antigua escuela sevillana se apoderará de la noche y el fútbol se convertirá en arte. El sevillismo mirará al cielo para comprobar que en lo más alto, el tercer añillo, se abrirá una ranura, donde asomarán los aficionados consagrados que moran a lado de los dioses para comentarles, ese que juega en Nervión, es un grande, nacido en la Cisneros Palacios. 
 
Un grande que desde niño nos hizo delirar pensando en tardes de fútbol donde David vencía a Goliat, quién no recuerda al Madrid de los galácticos, pidiendo clemencia a un niño de Utrera y a otro del Polígono de San Pablo, que con el tiempo se convirtió en el hijo pródigo marchando en busca de mejor fortuna, para volver, de nuevo, a su casa buscando el amparo de los suyos. Aquellos que lo recibieron como se merecía, esperando volver a ver el Pizjuán lleno de pañuelos blanco, como el día del Valladolid, con aquel gol que consiguió en la portería de Gol Sur.
 
El tiempo ha parecido eterno pero ayer, fue de nuevo noche de Reyes, el sevillismo salió al finalizar el partido, jugando por las calles aledañas al estadio, intentando emular las paredes que convirtió en obra magnánima el niño de Utrera, el Reyes del Pizjuán, que voltea lo imperfecto en perfecto.
 
Ya solo queda seguir esperando a la próxima, donde la ilusión y la magia se volverán a dar la mano, tornando la oscuridad en claridad, devolviendo el brillo a las estrellas en noche de Reyes.